¡Todo lo que debes saber sobre la primera noche fuera de casa!

Sin categorizar

Peggy Juche

Su primera fiesta de pijamas es para ellos un gran hito. Sin embargo, se le puede llamar un «rito de paso» ya que a menudo marca el comienzo de la independencia y del desarrollo de conexiones sociales fuera de la familia.

Las fiestas de pijamas están de moda, y es natural que tus hijos quieran que sus amigos duerman en casa, o querer ir a dormir a casa de sus amiguitos. Significa que podrán pasar mucho tiempo juntos, y podrán conocer a la otra persona incluso un poco mejor.

Sabemos que una fiesta de pijamas implica dormir poco, pero esconde mucho más. La fecha escogida necesitará un poco de planificación anticipada.

The first sleepover

Aquí tienes todo lo que debes saber antes de esta súper fiesta:

¿Cuál es la edad adecuada para la primera fiesta de pijamas?

Cada niño llega a este punto en un momento diferente. Creemos que una regla general es, que el niño tiene que ser lo suficientemente mayor para ir a dormir por su cuenta o sin un largo ritual de un padre. Si tu hijo tiene miedo de la oscuridad o tiene ansiedad de separación, es posible que lo mejor sea esperar un poco más. Otra regla general, es que tu hijo debe dormir ya solo en su propia cama. El venir a tu cama debería ser una excepción.

¿Cómo organizar la primera fiesta de pijama de tu hijo?

Las fiestas de pijamas son una manera maravillosa de promover la independencia. ¿Qué mejor manera de hacerlo que yendo a casa de un amigo?  De esta forma, podrán echar un vistazo a la vida cotidiana de otra familia y les hará reflexionar sobre porque tú no eres el único padre que le hace para recoger la mesa o cepillarse los dientes.
No hay que olvidar, que es un gran paso para también para ti y, por lo tanto, debes sentirte bien con la familia a quien dejas a tu hijo. Asegúrate de que la fiesta de pijamas no es la primera vez que tu hijo entra en una casa en concreto. Mucho mejor si conoce un poco a los padres y, por supuesto, asegúrate de que tienen tus datos de contacto.
También es recomendable que hables con ellos sobre si podrás ir a recoger a tu hijo en caso que finalmente no quiera quedarse a dormir. Son cosas que pueden pasar.

¿Qué deben llevar?

¿Lo básico? Las tres F’s: almohada favorita, pijama favorito y… ¡juguete favorito!
Lo esencial: un cambio de ropa, ropa interior y un cepillo de dientes, pasta de dientes y otros artículos de aseo para esa noche y la mañana siguiente.
Consulte con el anfitrión si hay algo específico para llevar a la fiesta de pijamas, como un saco de dormir o toallas.

¡Hora de dejarle!

Dale un abrazo a tu hijo, deséale una feliz fiesta y diles a los padres del anfitrión que pueden llamarte en cualquier momento. La familia anfitriona tiene su número y puede llamarte cuando quieran. 
Además, asegúrate de que tu hijo sepa que te puede llamar en cualquier momento para que puedas darle las buenas noches. 

¿Es tu hijo el anfitrión de la primera fiesta de pijamas?

Definitivamente debes empezar con un amigo o con 2 como máximo. Si son pocos, puedes echarles un vistazo en todo momento. 
Establece una fecha, invita a los amigos de tu hijo y haz una lista con él/ella. Esa lista incluye la elección de aperitivos, cena, películas y cosas que los otros niños necesitan traer.
Pide a los otros padres posibles alergias y cosas que debe saber acerca de las rutinas para dormir.

Haz también un plan para los hermanos. Especialmente los hermanos peques, porque les encanta pasar el rato con los amiguitos de los hermanos mayores.

Que los padres los traigan por la tarde y queden en una hora específica de recogerlos la mañana siguiente. Si los niños pasan demasiado tiempo juntos, pueden empezar a discutir.

Mantente fiel a las reglas generales de tu casa, por ejemplo, no correr, no jugar en el dormitorio principal o no comer en el sofá.

¡Y sobre todo, que se diviertan!

 

Slider: Getty Images / Lisa5201

Todos los derechos reservados © Luna media Group, 2018