How to survive the first trimester of your pregnancy!

¡Cómo sobrevivir el primer trimestre de tu embarazo!

Embarazo, MAMÁ, Maternidad

Peggy Juche

El cansancio, las náuseas y los dolores en el pecho son síntomas muy comunes durante el primer trimestre de embarazo. Normalmente, suelen mejorar a partir del cuarto mes, pero aquí te dejamos 10 tips para ayudar a las madres embarazadas a superar esas primeras doce semanas.

Si que el último trimestre de tu embarazo está repleto de incomodidades para dormir, pero nada supera al primer trimestre, etapa en que tu cama parece un campamento de entrenamiento para embarazadas. A esto, se le suman toda clase de síntomas insoportables. Así pues, ¿cómo podemos sobrevivir al primer trimestre de embarazo?

Poco después de la emocionante noticia de saber que viene un bebé en camino, probablemente experimentarás náuseas y fatiga, uno de los síntomas más comunes en el embarazo que puede aliviar un poco esa alegría.

Para hacer las cosas un poco más difíciles, probablemente decidas no decirle a nadie fuera de tu círculo familiar hasta que estés embarazada de 12 semanas. Por lo tanto, no puedes compartir tus incómodos sentimientos y síntomas con tus compañeros de trabajo y amigos.

Lunamag.com: How to survive the first trimester of your pregnancy!

¡Pero estamos aquí para ayudarte! Los siguientes consejos han sido probados para ayudaros a superar esas primeras 12 semanas. Para sobrevivir el primer trimestre, te recomendamos estos 10 consejos:

Alivio de las nauseas de la mañana

Las náuseas matutinas son el síntoma más común y también el más estresante. Aquí tiene algunos consejos que ayudaron a muchas madres embarazadas a pasar por esta fase.

– ¡El jengibre! Prueba el té de jengibre fresco o corta algunas rebanadas para tu botella de agua. Echa también un vistazo a las gotas de jengibre o Ginger Ale.
– Infusiones como las de jengibre (sí, otra vez), de menta o la manzanilla son excelentes para aliviar una barriga con problemas.
– Que tus tentempiés sean pequeños, como bolsas pequeñas de nueces para picar cuando te sientas mareada.
– Haz comidas pequeñas y más frecuentemente. Tal vez incluso puedas tener algunas galletas en la cama para comer antes de levantarte.
– Prueba las rodajas de limón fresco para picar.
– Las gotas de caramelo duro pueden ayudar también. Intenta nuevamente encontrar jengibre o menta para obtener mejores efectos.

Y nunca lo olvides, ¡pasará con el tiempo!

Vencer la fatiga temprana del embarazo

¡Dentro de tu cuerpo está creciendo una vida humana y la fatiga es otra queja muy común durante el primer trimestre! Por lo tanto, debes tomarte el sueño en serio por si quieres mantener tu energía. Si puedes dormir una siesta durante el día, ¡hazlo! Tomar un baño caliente puede ayudar a relajar al bebé antes de que te acuestes. Evita tener tu teléfono en el dormitorio y, en su lugar, lee un libro. Las pantallas no ayudan a que te relajes. Es posible que desees invertir en una almohada de embarazo, ¡buena opción! Te ayudará a sentirte más cómoda durante la noche y mientras duermes.
La somnolencia extrema generalmente desaparece en las semanas 10-12.

Compra un sujetador de apoyo y bien ajustado

No te arrepentirás. Los pechos pueden inflamarse y doler a causa del aumento del flujo de sangre al área, debido a las oleadas de hormonas. Se están preparando para crear la leche, por lo cual invertir en un sujetador de maternidad muy cómodo es crucial. Los pechos te seguirán creciendo a lo largo de los nueve meses. Afortunadamente, el dolor debe disminuir en la semana 12.

Reduce el estrés

¡Las hormonas del estrés empeoran las náuseas! Por lo tanto, realmente necesitas descansar regularmente, siempre que puedas. Sigue también alguno nuestros consejos para vencer la fatiga. Escucha a tu cuerpo y dale lo que necesita. Puede que no siempre sea fácil con un trabajo u otros hijos, pero no olvides pedir ayuda y apoyo a tu pareja y familia.

Debes tener un sistema de apoyo

Para reducir el estrés, tener un sistema de apoyo es crucial. Y no importa si este es tu primer bebé o tu quinto, querrás decirle al menos a un par de personas que lo estás esperando. Tu pareja, familia cercana y tus mejores amigos, estarán allí para brindarte apoyo emocional o físico si es necesario. Porque necesitas a alguien a quien que puedas llamar cuando no te sientas bien.

Nutre tu cuerpo

Tus preferencias alimentarias pueden cambiar mucho durante el embarazo y, por supuesto, debes seguir tus necesidades. Pero, por favor, no olvides que tu cuerpo también necesita nutrientes. Es posible que desees comer muchos frijoles y huevos si ya no estás digiriendo tan bien la carne. Si las verduras se vuelven difíciles, puedes probar frutas ricas en betacaroteno como los albaricoques. Algunas mujeres no pueden consumir productos lácteos durante el embarazo y es posible que desees optar por la leche de avena. Además, el trigo es una buena fuente de energía y las nueces y legumbres le proporcionan a tu cuerpo proteínas y hierro. Seguir una dieta nutritiva durante el embarazo está relacionado con un buen desarrollo del cerebro fetal y un peso saludable al nacer.

Toma tus vitaminas prenatales

Mantener un buen embarazo es esencial para asegurarte de que tu bebé y tú tengáis los nutrientes que necesitáis, especialmente si tienes muchas náuseas o aversiones a los alimentos. Y la vitamina prenatal más importante es el ácido fólico. Ayuda al cuerpo a producir ADN, mejora la función cerebral y desempeña un papel en el crecimiento celular. Para las mujeres embarazadas, puede ayudar a reducir el riesgo de defectos de nacimiento relacionados con el cerebro y la médula espinal.

Hidrata tu cuerpo

¡Mantenerse hidratada es clave durante el embarazo! Beber agua ayudará a tu cuerpo de muchas maneras. Pero no esperes a tener sed, porque la sed es un signo de deshidratación. Beber agua ayuda a aliviar las náuseas matutinas, la acidez estomacal y la indigestión. Y tu cuerpo necesita agua para formar un líquido amniótico, producir un volumen extra de sangre, crear nuevos tejidos, transportar nutrientes y eliminar sus desechos y toxinas. Se recomienda beber alrededor de 3 litros de agua por día. Otra razón por la que necesitas mucha agua: las mujeres embarazadas son generalmente propensas a la infección del tracto urinario que puede causar efectos adversos sobre ellas. Beber grandes cantidades de agua mantendrá la orina diluida y, por lo tanto, reduce el riesgo de infección.
Si el agua sola no le resulta atractiva por sí sola, puede probar algunas alternativas saludables.

Vestir cómodamente

Tu cuerpo comenzará a cambiar rápidamente y es posible que ya te sienta un poco apretada en tu ropa normal. Recomendamos bandas para el vientre y leggings para un look muy cómodo. Una banda del vientre es una banda larga y elástica que se usa sobre las caderas para compensar las camisas que se están volviendo demasiado cortas y las cinturillas que te están apretando demasiado. Algunas bonitas bailarinas o cualquier otro zapato plano que acompañe a todo, te ayudará a mantener tu equilibrio mejor a medida que tu cuerpo cambie.

Productos de belleza orgánicos

Si aún no lo has hecho, este podría ser el momento perfecto. Cambia a productos de belleza orgánicos y no tóxicos. Tu piel es tu órgano más grande y todo lo que te pongas entrará en tu cuerpo. Querrás confiar en una rutina segura de cuidado de la piel sin productos químicos.

Esperamos que implementes nuestros consejos y que tus primeras doce semanas sean un poco más fáciles. ¡Feliz embarazo!

Slider: Getty / Image Source

Post relacionados

Todos los derechos reservados © Luna media Group, 2018